¿Qué es la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es una valiosa herencia cultural de los países colindantes al mar Mediterráneo, aporta una pauta nutricional rica y tiene múltiples beneficios para la salud. Muchas investigaciones han demostrado que los individuos que existían dentro del área mediterránea eran mucho más saludables y vivían más tiempo.

Las últimas recetas

¿Qué alimentos forman parte de la Dieta Mediterránea?

Basada en (aceite de oliva, pescado y frutos secos) ingredientes propios de la agricultura local de estos países, fundamentalmente España, Grecia e Italia.
1.- Cereales. La pasta, el arroz y el pan. Los expertos recomiendan consumir 30 gramos de pan al día y entre 60 y 80 gramos de pasta y arroz al día.
2.- Frutas y verduras. La base de la pirámide alimenticia indica que se deben consumir 5 piezas de frutas y verduras (alternadas) diarias, lo que corresponde a 120 a 180 gramos de fruta y entre 150 y 200 gramos de verduras.
3.- Un litro y medio de agua al día.
4.- Un vaso de leche o dos yogures son los productos lácteos bajos en grasa que se deben consumir a diario.
5.- Una cucharada de aceite de oliva virgen extra crudo.
6.- Aderezos como cebollas y ajos también crudos.
7.- Los expertos recomiendan una copa de vino al día para las mujeres y dos para los hombres, así como bebidas fermentadas como la cerveza.

Los más vistos

¿Por qué la dieta Mediterránea es famosa?

La UNESCO reconoció y celebró inscribiendo la Dieta Mediterránea como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
La Dieta Mediterránea nos proporciona una alimentación saludable y es perfectamente compatible con el placer de degustar sabrosos platos con una alta calidad nutritiva.

¿Qué beneficios aporta la dieta Mediterránea?

- Evita la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y cerebrales.
- Es un aliado de la diabetes tipo 2 mejorando la regulación de la glucosa.
- Previene el envejecimiento prematuro de las células.
- Previene la aparición de cáncer de mama y colon.
- La ingesta moderada de vino también previene las enfermedades cardiovasculares.

¿Por qué el aceite de oliva es mejor que otros tipos de aceites?

La dieta mediterránea promueve el consumo de aceite de oliva frente a otros tipos de aceite, rico carotenos, vitamina E, ácido oleico y grasas de origen vegetal que contribuyen a controlar la presión arterial y a disminuir el riesgo de padecer obstrucciones, así como a bajar de peso y retrasar el deterioro cognitivo

¿Tiene algún beneficio la dieta Mediterránea para la diabetes?

Uno de los factores más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una dieta es su impacto en la pérdida de peso y la ingesta de carbohidratos. Hay pruebas de que la dieta mediterránea puede ayudar a perder peso. La dieta mediterránea es baja en azúcares y aceites refinados, carnes procesadas, mantequilla (y alimentos procesados en general). Verá que todos estos son alimentos que las personas con diabetes tipo 2 deben limitar o evitar por completo, independientemente de su dieta.

Lo más popular

¿Es la dieta Mediterránea beneficiosa para el COVID-19?

- Dado que existen numerosos estudios que muestran los efectos antiinflamatorios y antioxidantes de estos compuestos, consumir alimentos ricos en polifenoles podría ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad en personas con Covid-19.
- Otra característica de la dieta mediterránea es la baja presencia de nutrientes y alimentos que han demostrado tener efectos antiinflamatorios (como azúcares refinados, grasas trans o alimentos de alto contenido energético). Todo esto ayudaría a aumentar los efectos antiinflamatorios antes mencionados.

¿Qué productos se deben tomar semanalmente para seguir la dieta?

1.- Pescado. Es importante consumir este tipo de proteína dos o tres veces por semana.
2.- Carne magra. Este tipo de carne es por ejemplo pollo o pavo, por lo que es recomendable consumir dos raciones a la semana.
3.- huevos. A pesar de la cultura popular de que este alimento es malo para la salud, los expertos piensan lo contrario y recomiendan consumir de dos a cuatro porciones a la semana.
4.- Carnes rojas. El consumo de este tipo de carne es muy típico en España, pero los nutricionistas insisten en reducir el consumo a una ración por semana.
5.- Carne procesada. Este tipo de carne corresponde a los embutidos que el experto consume una vez a la semana.
6.- Legumbres y patatas. Los expertos recomiendan tomar estos productos tres veces por semana.